CMPLab

Centro Universitario de Mérida

Este laboratorio está ubicado en el Centro Universitario de Mérida y formado por investigadores de una decena de Grupos de áreas diferentes: geomática, informática, física, telemática... Trabajan la construcción de modelos 2D y 3D con control estricto de calidad métrica, en fotografía con color calibrado y de muy alta resolución, prospección termográfica, modelado 3D, prospección geofísica y otras técnicas aplicables a la conservación y documentación de objetos arqueológicos y de arte. 

Los principales equipos son portátiles y pueden ser desplazados al lugar del trabajo (escáneres, material fotográfico, equipo de prospección geofísica…)

Servicios

Se realizan imágenes o videos termográficos con una cámara termográfica FLIR E60bx. Se proporcionan las imágenes y su traducción a matrices de temperaturas.

En CMPLab capturan de nubes de puntos 3D (fachadas, monumentos) mediante el TLS. En este caso, los resultados se suministran como nube de puntos con coordenadas 3D en bruto.

En el laboratorio se construyen modelos 3D de objetos (museos, arte o cualquier otro) mediante los escáneres Go!Scan. Los resultados se pueden proporcionar con dos niveles de procesamiento: 1) nube de puntos 3D con una corrección básica de errores groseros y 2) modelo 3D mallado con o sin textura, depurado y finalizado. 

En CMPLab se lleva a cabo la construcción de modelos 3D de objetos mediante múltiples tomas fotográficas y su posterior fusión fotogramétrica. La fusión se realiza con fotos calibradas para garantizar la máxima fidelidad cromática posible.

Documentación fotográfica de objetos de museo, arqueológicos, artísticos… donde se garantiza el color fiel mediante calibración y una excelente resolución y acutancia. Se entregan los originales (DNG) y las fotos procesadas (TIF o JPG).

Procesos especiales de fotografía para los cuales hemos desarrollado técnicas propias:

Disponen de un tomógrafo eléctrico ABEM Terrameter LS que permite hacer perfiles de conductividad eléctrica del terreno con resoluciones variables hasta una profundidad máxima de unos 100 m. La prospección o tomografía eléctrica se basa a la conductividad del terreno y genera perfiles en 2D reales que pueden ser unidos para formar mapas 3D.